La importancia de tener tu casa propia

La_importancia_de_tener_tu_casa_propia

¿En qué radica la importancia de tener tu casa propia? Veamos.

Todos soñamos con tener ese espacio propio donde podamos hacer y deshacer lo que nos plazca. Ese espacio ideal que nos permite soñar, crecer y vivir. Sí, tener tu casa propia es lo que muchos anhelamos y queremos conseguir.

Tener tu propio espacio significa que tienes un lugar que puedes llamar hogar. Sí, suena algo cursi, pero la verdad es que tener un espacio vital donde vivir y sentirnos a gusto y seguros es básico para el ser humano. También te permite tener un sentido de pertenencia. Te da satisfacción personal.

Ahora, enfocándonos en aspectos más prácticos, la importancia radica en varios beneficios. Primero y antes que nada, tener tu casa propia significa que hiciste una inversión, una buena inversión. Esta inversión incrementa de manera sólida el patrimonio familiar y evita el pago de una renta. Si rentas un inmueble entonces sólo pagarás lo que estás usando en ese momento, y si pagas esa misma cantidad en una inversión, en un tiempo tendrás un patrimonio.

Por otro lado, al comprar tu casa propia, el valor del inmueble aumentará considerablemente con el paso del tiempo. Y el valor aumentará más si le inviertes, remodelas o cambias el lugar. Dependiendo de la zona y el estado de la casa, ésta puede duplicar o triplicar su valor inicial.  Esto la hace una inversión total y favorable para tu bolsillo pues en caso de querer vender, recibirás mucho más de lo que pagaste.

Cuando te mudas a tu nueva casa, te conviertes en parte de la comunidad donde la casa está ubicada. Conoces a los vecinos, haces nuevos amigos y automáticamente te sentirás seguro y tranquilo. Nada se puede comparar a esto.

Y lo mejor, al tener tu casa propia te puedes dar el lujo de cambiarla o modificarla, pintar paredes, cambiar alfombras, clavar cuadros… hacer lo que quieras sin tener que dar explicaciones a nadie. Cuando el inmueble es rentado, muchas veces hay restricciones que cumplir y eso impide que nos sintamos a gusto al cien por ciento.

En pocas palabras, la importancia de tener tu casa propia se ve reflejado en muchos beneficios, los cuales son tanto financieros como personales.

Más de nuestro blog

Ver todos