5 cosas que NO debes hacer en el gimnasio

gym

1. No pases horas en una máquina de cardio:

El cardio es esencial para perder grasa, pero si pasas más del 50% de tu tiempo de entrenamiento solo en este ejercicio, estás haciéndolo mal.  Para estar realmente en forma, haz trabajo de pesas. Tu cuerpo drenará sus reservas de glucógeno levantando pesas, por lo que si después haces 20 minutos de cardio, quemarás más grasas.

2. No te escondas al final de la clase:

Aunque ejercitarse en grupos es mucho más divertido, muchos de nosotros nos anotamos en clases sin tener ninguna guía que nos explique la técnica.  Y si la clase tiene mucha asistencia de gente, los instructores no pueden controlar que los movimientos de todos estén hechos correctamente.  Así que si te sientes inseguro, ¡no tengas miedo de ir al frente!  Si tu ejercicio está mal ejecutado, pierdes todos los efectos de tu arduo trabajo, y además conlleva a una mala postura, poco disfrute y hasta una posible lesión.  Los entrenadores están para eso, para instruirte, así que no te sientas avergonzado por preguntar.

3. No uses solamente máquinas guiadas:

Típico cuando te alistas a un nuevo gimnasio: el entrenador te muestras todos los equipos e instalaciones, y te da tu programa de ejercicios…¡todos en máquinas guiadas! Y aunque estas tienen un propósito (especialmente para los novatos),  sacarás mejor provecho a tu tiempo si haces un circuito de levantamiento de pesas o mancuernas.  Este tipo de máquinas aíslan un solo músculo, lo que significa que quemarás menos calorías y trabajarás menos músculos.  Además, al no usar una máquina, trabajas tu núcleo, lo cual ayuda a construir un cuerpo mucho más funcional.

4. No ignores tus debilidades:

Todos tenemos ejercicios que disfrutamos más que otros, y es normal porque por lo general es porque somo mejores en ellos. Da un paso atrás y admite tus debilidades, y luego planteate convertirlas en tus fortalezas.  Si tienes brazos delgados, pero tus piernas podrían estar más esbeltas, anótate para una clase de Spinning e incluye más cuclillas en tu serie del día.  Trabaja en tus áreas problemas y no pasará mucho tiempo antes de que estés totalmente tonificado.

5. No pierdas de vista tus metas:

Entrenar con un compañero o amigos puede ser entretenido, pero si estás ejercitándome con alguien que tiene metas completamente distintas a las tuyas, esto puede ser perjudicial para tu propio progreso.  Si cada quién tiene un interés distinto en el gimnasio, es mejor que trabajen por separado a la hora de entrenar, y luego se encuentren para un café o en el sauna.  O pueden compartir momentos juntos mientras se ejercitan, pero siempre enfocándose en sus objetivos.

Más de nuestro blog

Ver todos