10 ideas para divertirte en la playa con niños

Llegan las vacaciones y con ella los viajes a la playa. Ya sea un día, un fin de semana, una semana o un mes, ¡hay que divertirse y disfrutar! La playa ofrece infinidad de opciones de diversión casi sin esfuerzo pero que harán de la jornada junto al mar un día estupendo… si lo sabes aprovechar. Te damos algunas ideas para divertirte con tus hijos.

Lo primero que hay que tener claro una vez que vamos a la playa, es un concepto básico: en la playa el niño se debe manchar. Sí, cuando salimos de paseo evitamos que se manche la ropa, pero en la playa todo es diferente: es el momento en el que el niño puede divertirse y jugar con la arena. ¡La ducha está a la salida! Deja que disfrute descubriendo las texturas de lo que encuentra a su alrededor.

Las posibilidades de las playas, con su arena y su mar, son casi infinitas para todas las edades. Te proponemos 10 ideas para pasarlo en grande estas vacaciones, pero seguro que hay muchas más opciones y, al final, incluso tus propios hijos idearon sus propios juegos para estos días de descanso.

10 ideas divertidas para un día en la playa en familia

1.-Castillos de arena. Un clásico de los juegos infantiles (y no tan infantiles) en la playa cada verano: hacer castillos de arena. Además de las torres con cubos, podéis divertiros haciendo auténticas fortalezas y decorándolas con piedras, algas y todo lo que se os ocurra. ¡Que fluya la imaginación! Sólo una recomendación: no olvidéis cavar un foso alrededor, por si las olas del mar quieren hacer aparición.

2.-Buscar tesoros playeros. En muchas playas hay montones de caracolas de diversas formas y tamaños, así como piedras raras y que casi parecen preciosas. ¿Qué tal haceros con un gran botín? Las conchas y caracolas después, además, podrán servir para hacer muchísimas manualidades en casa.

3.- Enterrar y buscar tesoros. Otra forma de jugar al mismo juego anterior consiste en determinar una zona y esconder nosotros mismos diversos tesoros que los pequeños deberán encontrar. ¡El que consiga más, gana!

4.-Salto de longitud. La arena nos permite imaginar que somos deportistas olímpicos. Tan sólo traza una línea sobre la arena que marque la salida, y listo. Cada uno salta por turnos intentando llegar lo más lejos posible… ¡a ver quién gana! Eso sí, necesitaréis un juez imparcial.

5.-Carrera de canicas. Trasladamos el famoso juego de las canicas a la playa, donde además se pueden hacer auténticos circuitos de competición con curvas y saltos. Construid una pista de arena con mucha inclinación y lanzad las canicas a ver cuál va más rápido. Un par de consejos: cuanto más firme y lisa sea la pista, mayor velocidad cogerá la canica.

6.-Enterramientos. Otro juego mítico de las jornadas playeras es enterrar a alguien en la arena. Se vaca un pequeño agujero y alguien se tumba dentro… para que los demás le cubran el cuerpo y le dejen la cabeza fuera. Una vez cubierto, se puede decorar su cuerpo cual obra de arte. No olvidéis fotografiar el resultado final, ¡las risas estarán aseguradas!

7.- Saltar olas. Por supuesto, si estamos en la playa debemos bañarnos. Si hay olas pero no son muy grandes (no olvidéis siempre seguir las indicaciones de las banderas), saltar olas es de lo más divertido. Podéis jugar a inventar formas diferentes de saltarlas (mientras os tiráis hacia ellas, subiendo mucho las piernas, bailando, etcétera).

8.- Tunelar una montaña de arena sin que se caiga. Una obra de ingeniería que no siempre aguanta. Construye una gran montaña de arena húmeda y con las manos o palas id escarbando en la base haciendo un túnel que llegue al otro lado de la montaña* pero sin que se caiga. ¡Complicado pero no imposible!

9.- Reloj de sol. Otro plan divertido y con el que además aprenderán consiste en hacer un reloj de sol en la arena. Tan solo hace falta coger 12 piedras y disponerlas haciendo un círculo. En el centro se clava un palo y su sombra nos dará la hora.

10.- Buscar peces. Si el agua está limpia o en las zonas cercanas a rocas, se puede jugar a buscar peces de diferentes formas y colores. ¡Alucinarás con la naturaleza!

 

Más de nuestro blog

Ver todos