¿Cuántas horas debo dormir para progresar en el gimnasio?

  • 12 octubre, 2017
  • Gym

Descanso

Es un hecho bien conocido que los tres pilares principales para tener una vida saludable y hacer progresos con nuestro cuerpo son la nutrición, el entrenamiento y el descanso, aunque es muy común que muchas personas no le presten mucha atención al descanso, ya que creen que es el menos importante, pero la realidad es que es igual de importante que los demás. Es realmente importante que tengas una buena calidad de sueño y que duermas por el tiempo necesario para que logres cumplir todos tus objetivos.

¿Pero cuantas horas debo de dormir para ver progreso en el gimnasio?

Se han hecho muchos estudios e investigaciones sobre las necesidades del sueño, las cuales resultan bastante objetivas, pero por lo general se menciona que se debe de dormir entre 6 y 9 horas, teniendo en cuenta que no cuenta el tiempo que se está en la cama y que no se duerme (es decir, si estas 8 horas en la cama, es seguro que duermas 7 gracias al tiempo que tardas en dormir u otras distracciones), con extremos de hasta 2 y 10 horas, sin ninguna perturbación en las facultados o en el rendimiento. Así se comentó en el Informe General del Sueño, en el cual se hicieron observaciones fidedignas de una gran cantidad de personas de distintas edades.

Se menciona que lo normal para tener un mejor desempeño deportivo es dormir entre 7 a 9 horas, mientras que para mejorar el intelectual es mejor dedicar menos horas al sueño, entre 5 o 6 horas, e incluso algunas personas lo hacen con 4 horas.

Lo más importante es que duermas lo necesario. ¿Y cómo sabes cuándo dormite lo necesario? Tu cuerpo te dirá la respuesta. Si durante el largo del día te sientes con energía, cargado de fuerza, con ganas e interés en las actividades diarias, etc… significa que tu cuerpo descanso lo que necesitaba. Pero si generalmente lo que te pasa es todo lo contrario, es importante que intentes dormir más y con una mejor calidad de sueño. Otro detalle importante es que pongas atención a los nutrientes que consumes y a la hora en que los ingieres. Ya que se ha comprobado que el sueño y la relajación tienen una gran relación con los alimentos que ingerimos.

La importancia de la relajación y el reposo

Si anteriormente mencione que muchas personas no le dan importancia al sueño, menos se lo dan al reposo, que es tan importante como dormir.

¿Qué es el reposo? Es ese periodo del día en el que te puedes acostar (preferiblemente) o sentarte cómodamente, descansando, relajándonos y quitando la atención de todo lo demás, concentrándonos en soltar los músculos y aflojar las articulaciones. Así como pensar en todas tus metas, como lograras cumplirlas y como te sentirás cuando lo hagas, sin olvidarnos de concentrarnos en mejorar nuestro organismos, nuestro sistema locomotor, etc… Recuerda que la mentalidad es una parte muy importante de lo que somos y lo que no somos.

Haz lo posible por no estresarte

Una de las cosas que más daño le puede hacer a una persona es el estrés. En muchas ocasiones este se presenta de forma inmediata y abrupta, además de que lo hace en distintos momentos de nuestra vida. Aunque afortunadamente estos “ataques” de estrés son apariciones transitorias, y aunque resultan muy difíciles de controlar y prever, apenas y nos dañan.

Pero lo que debemos de intentar evitar a toda costa es vivir en estrés constante, ya sea por el agobio laboral, afectivo, deportivo o por el entorno.

Esto se debe a que la duración y la calidad de nuestra existencia depende mucho de esto, así que tenemos que hacer todo lo posible por alejarnos de las situaciones, elementos o personas que sean la fuente de dicho estrés, ya que en realidad esto es uno de los pilares más grandes de la salud y una clave para tener una vida saludable y mantenernos jóvenes por más tiempo.

Más de nuestro blog

Ver todos