Consejos para mantener tus uniformes en las mejores condiciones

El regreso a clases está cada vez más cerca y nuestra economía sigue siendo uno de los factores más importantes a tratar durante esta época. Por este motivo, el hacer que los uniformes de los más peques o incluso los nuestros duren al máximo, es un factor de suma importancia.

Para lograrlo, sigue estos fáciles y útiles consejos:

–       Separa la ropa clara de la obscura, así te ahorrarás disgustos de desteñidos y/o manchas.

–       Lava la ropa blanca por separado para que mantengan su blancura.

–       Prendas como pantalones, chamarras y sudaderas, es recomendable que las laves por el revés, así evitarás que se formen las famosas bolitas (peeling), que se producen por el roce. Lavándolas al revés, también ayudarás a mantener el color por más tiempo.

–       Las prendas de los más pequeños son las que llevan un trato más rudo, especialmente las prendas blancas. Para éstas puedes aplicar un poco de cloro sobre las manchas antes de meterlas a la lavadora.

–       Evita lavar los uniformes a altas temperaturas, ya que podrían encogerse y perder su color.

–       Revisa siempre las etiquetas de los uniformes para que estés al tanto de su composición y de los cuidados que debes de tomar a la hora de lavarlas.

–       Evita el uso excesivo de secadora ya que ésta deja las prendas ligeramente más ásperas y duras.

–       Cada vez que termines el programa de lavado, saca tus prendas lo más rápido que puedas, así evitarás una posible contaminación de colores.

El cuidado de tus uniformes debe de empezar desde el lavado hasta el planchado. Usar el detergente y suavizante apropiado y tenderlos de la forma correcta ayudará a que se mantengan en buen estado por más tiempo.
El planchado correcto de acuerdo al tipo de tela de tus uniformes influirá en la durabilidad de éstos.

Checa algunos trucos podrán ayudarte:

– Algodón y Lino: plancha la prenda un poquito húmeda.

– Lana: cubre la prenda con un trapo y plánchala cuando esté seca.

– Acrílico: plancha la prenda al revés con la plancha casi fría. No uses vapor ni un paño húmedo.

– Nylon o poliéster: plancha la prenda al revés cuando esté casi seca, usando la plancha tibia, para evitar el brillo en la ropa.

– Acetato: plancha uniformemente la prenda al revés cuando esté todavía húmeda. Usa la plancha casi fría.

¿Un último tip para mantener tus uniformes al 100% durante el periodo escolar o laboral?

¡Colorantes el Caballito!

Con el Caballito podrás revivir tus uniformes de una manera sencilla y económica, sin tener que desecharlos cada inicio de clases.


Más de nuestro blog

Ver todos