Cómo llevar el dinero durante un viaje

bolsillo-de-seguridad-security-money-belt-sand

Cuando estás planificando un viaje siempre surge el eterno dilema sobre cómo llevar el dinero. Se trata de uno de los temas que más dudas genera, entre ellas: ¿efectivo o tarjeta? ¿Se seguirán usando los cheques de viaje (travelers check)? ¿Es mejor llevar dólares americanos, euros o moneda local?

Evidentemente la respuesta depende muchas veces del tiempo que estarás viajando, la forma en la que viajarás, el o los destinos que visitarás, si ya tienes pagos los hoteles, traslados y excursiones antes de salir de tu casa entre otros muchos factores.

Les presento algunas de las formas en las cuales se puede llevar el dinero:

1. Efectivo

Llevar todo el presupuesto en efectivo puede ser una opción si te vas de viaje unos pocos días o incluso un par de semanasEsta es una opción totalmente válida, aunque parezca un poco arriesgada, pero con algunas medidas de precaución básicas no creo que tengas muchos problemas. Aun así, y aunque no tengas pensado utilizarlas, es recomendable llevar siempre al menos 2 tarjetas (crédito y/o débito) para poder acceder a tu dinero en caso de necesitarlo o para hacer reservas y pagos de billetes aéreos o de trenes online. El saber que puedes acceder a dinero en caso de emergencia te dará un plus de seguridad a lo largo del viaje.

2. Sólo tarjetas (crédito y/o débito)

Mucha gente tiene miedo a ser víctima de un robo y por ello decide salir de casa sin un solo billete o moneda y depender 100% de sus tarjetas. Aunque esta es una buena opción porque las tarjetas suelen tener seguro, tienes que tener en cuenta que en muchos destinos no sólo no aceptan tarjetas como forma de pago, sino que en muchas ciudades pequeñas ni siquiera hay cajeros automáticos. Por otro lado, si no tienes nada de efectivo corres el riesgo de que te pase o le pase daños a la tarjeta. Esta es la principal razón por lo que es una buena idea tener algo de efectivo contigo para hacer frente a los pequeños gastos: al menos una o dos noches de hospedaje, comida y transporte.

Pero todo tiene su costo… y el de las tarjetas suele ser alto. La mayoría de los bancos cobra una comisión de entre un 2% y un 6% del importe que retires en el extranjero, y a esto debes sumarle que el cajero local también te cobrará una comisión por utilizarlo -más la comisión por cambio de divisa-. Parece poco, pero imagina que retiras 600€ y el banco te cobra una comisión del 5% + 2,50€ de comisión del cajero local en total estarás perdiendo comodín mínimo: 32,50€ (hay que sumar comisión por cambio de divisa) que en algunos países eso es el equivalente a ¡4 días de alojamiento y desayuno! Por otro lado, algunos bancos cobran una comisión también por realizar pagos con las tarjetas de crédito en el extranjero.

3. Efectivo y tarjetas (crédito y/o débito)

Esta es la combinación perfecta para cualquier tipo de viaje. La duda muchas veces viene en relación a cuánto dinero o qué porcentaje del presupuesto una debería llevar en efectivo.

Si es un viaje que va desde unos días a unas 3 o 4 semanas, se podría llevar casi el 75% en efectivo (en destinos económicos y viajando como mochilera de bajo presupuesto, ¡claro!). Para viajes largos o sin billete de regreso, se podría realizar un mínimo o máximo de lo que se podría llevar entre 1.000 o 2.000 dólares americanos y se vaya cambiando a moneda local a medida que se va necesitando y en aquellos países donde se permanecerá bastante tiempo o sé sabe que sus cajeros automáticos permiten retirar una elevada suma de dinero, retiro del cajero (en algunos países o algunos bancos no permiten retirar más de, por ejemplo, 200€ y por esa suma no me compensa pagar las comisiones). Esto permitirá tener siempre un “colchoncito” en dólares americanos para emergencias y tener moneda local para la estancia, sin pagar muchas comisiones de cajeros locales al retirar todo de una vez.

Últimas recomendaciones:

Si llevas una gran suma de dinero en efectivo contigo te recomiendo que:

  1. Oculta y divide:Siempre que viajes en algún medio de transporte (avión, tren, bus, barco, etc.), lleva la suma total encima contigo guardada en 2 o 3 sitios diferentes. Por ejemplo: la mayor parte en algún cinturón de seguridad interno y otra parte más pequeña en el zapato/calcetín y/o en un bolsillo hondo del pantalón. No en los bolsillos traseros. Por las dudas guarda algo de cambio suelto (equivalente a unos 20€ o 30€) en el monedero dentro de tu mochila.
  2. Dinero bajo llave:Una vez que hayas llegado a tu destino y estés en tu hotel, nunca dejes el dinero a la vista ni accesible. Si tienes una habitación individual, guarda el dinero y objetos de valor en la caja fuerte del hotel o dentro de tu maleta y/o mochila y deja ésta bien cerrada. Si, por el contrario, duermes un hostal con habitaciones compartidas, guarda tu dinero en la mochila y ésta dentro de la taquilla bajo llave. Si el hostal no tiene taquillas, esconde bien tu dinero en la mochila y ciérrala bien. Yo ya he recomendado muchas veces las redes de seguridad para mochilas, para los casos en los que los hostales no tengan taquilla, te vendrá de lujo.
  3. Escóndelo:Cuando escondas el dinero en tu mochila grande -la que debes dejar en el hotel-, intenta dividirlo en 2: la mitad del dinero por ejemplo escondido en un calcetín en medio de tu ropa y la otra mitad oculto en tu bolsa de la ropa sucia bajo de todo. ¡Bajo ningún concepto dejes todo el “fajo de billetes” en un solo sitio y relativamente al alcance!

Más de nuestro blog

Ver todos