Cinco consejos para aumentar tu rendimiento en GYM

Principiantes GYM

El gimnasio es un lugar donde la resistencia, fuerza de voluntad y capacidad para realizar un trabajo físico son medidos. Muchas personas acuden diariamente a estos centros, no sólo para mejorar su aspecto, sino que también para tener una mejor calidad de vida al contar un cuerpo más sano y ejercitado. Por esa razón hay que mentalizar lo que en realidad debe hacerse a la hora de acudir a uno, con el simple propósito de tener un mejor rendimiento.

Conoce los cuatro pilares del gimnasio

No es algo que esté escrito en piedra, sin embargo, los pilares del gimnasio son el ejercicio, la dieta, el descanso y la suplementación. El ejercicio debe hacerse de forma estricta, con postura adecuada y movimientos precisos, sin elevar demasiado el peso a levantar. La dieta ayuda a mejorar la energía que nos permitirá llevar a cabo esos ejercicios. El descanso es ideal para la recuperación de fuerzas, evitando el sobreentrenamiento, y además, para llevar a cabo esa generación de masa muscular. Por último, la suplementación, que en mejor medida, debe ser supervisada por un profesional, ayuda a alcanzar un nivel mayor de rendimiento, y garantiza que el cuerpo no carezca de nutrientes esenciales para la construcción y tonificación muscular.

Objetivos claros, retos por cumplir

Acudir al gimnasio significa someter al cuerpo a una gran cantidad de estrés que permita el crecimiento muscular, y aunque al principio puede ser muy doloroso, te irás acostumbrando con el pasar del tiempo, lo que significa un aumento en los músculos. Pero ojo, que esto no es nada recomendado, ya que conforme notes los primeros avances, deberás aumentar también la cantidad de peso, para permitir que tu cuerpo siga siendo capaz de crecer más y más.

Aprende nuevas técnicas, adáptate a los cambios

Tal y como sucede a la hora de notar los primeros resultados, que te obligarán a cambiar la cantidad de peso levantada, lo mismo sucede cuando el cuerpo empieza a adaptarse a la rutina, y es que este, es una excelente máquina de aprendizaje, que de no tener variaciones, los esfuerzos realizados ya no tendrán ningún fruto aparente. De ahí la importancia de variar las rutinas de ejercicios, tiempos y frecuencias, también.

Cardio para lo último

Es de creencia popular que las grasas son las fuentes de energía más difíciles de eliminar, y nada puede estar más en lo cierto, y es que cuando se realizan ejercicios, los primeros compuestos que el cuerpo utiliza con energía, son los aminoácidos como el glucógeno que se almacena en el hígado. Este es esencial para la construcción de masa muscular y tener un mejor rendimiento, por lo que si se eliminan en primera instancia con el ejercicio cardiovascular, las pesas simplemente no podrán llevarse a cabo, debido al sobreesfuerzo que será necesario para levantarlas.

En pocas palabras, el ejercicio cardiovascular es una excelente opción para quemar grasas, y al no contar con glucógeno, correr, remar, o pedalear, al final de la rutina, potenciará la quema de grasas durante varias horas y de forma increíble.

Trata de aprender más

Y por último, recuerda que todo tipo de actividad física es considerada como una disciplina, por lo que no simplemente debes acudir al gimnasio y utilizar las máquinas para lograr resultados. Siempre debes mantenerte informado, ya sea leyendo en revistas especializadas, y como no, mantener asesorías con un entrenador profesional.

Más de nuestro blog

Ver todos