5 Tips para empezar a entrenar y llevar un estilo de vida saludable

  • 18 septiembre, 2017
  • Gym

56e0b06d772a0

  1. PARA EMPEZAR A ENTRENAR, ¡¡¡TIENES QUE EMPEZAR!!!

Primero, tienes que saber que tu cerebro es un órgano. A veces piensas que tú decides pero el en 20segundo antes ya te dijo que hacer. No te ha pasado varias veces que quieres empezar a hacer cualquier actividad y sale la típica frase: “EMPIEZO EL LUNES”. Tu cerebro está diseñado para sobrevivir y sabe muy bien que cambiar la rutina de tu vida es salir de tu zona confortable .Me levanto, chamba, regreso a la casa, me quedo hasta tarde y me acuesto de nuevo. El lunes es el día que todo empieza. Pero, ¿por qué no empezar hoy? Porque no empezar aunque sea dando la vuelta a la manzana, HOY. Por qué no bajarte un video de internet y hacer ejercicio en tu sala sin moverte a ningún lado, HOY. Creo que ya captaste la idea. No dejes a tu cerebro tomar la decisión, si la piensas mucho, lo único que van a venir son justificaciones para NO hacer absolutamente nada y el lunes de la siguiente semana se va a volver el lunes del siguiente mes y así vamos a llegar al 2020 y todavía no has empezado NADA. Decide HOY.

  1. PACIENCIA Y BUEN HUMOR. Y MÁS PACIENCIA Y MÁS BUEN HUMOR. Y TAL VEZ MAS PACIENCIA Y UN POCO DE BUEN HUMOR NO SÉ.

Comparemos. Más de unos cuantos años sin hacer ejercicios, dos días recién entrenando. No esperes resultados en uno, dos o tres meses. Y tampoco esperes resultados. No pongas expectativas. Si quieres en verdad cambiar hábitos, adopta nuevos pero para SIEMPRE. Ten un nuevo estilo de vida.  Será difícil, SI. Gratificantes, 1000% asegurado. Empieza con simples cambios. Media hora de ejercicio diario y vas aumentando cada vez más el tiempo. O si empezaste con un mínimo de 3 veces a las semanas luego todos los días. No te desesperes y acuérdate que ser deportista es para toda la vida.

  1. CONSIGUETE UN COMPAÑERO, DOS O TRES. ¿Nuevos amigos?

Si te es difícil moverte solo, ¿Por qué no conseguir un partner? ¿Por qué no motivar a más gente? Claro, a ti te conviene que se matriculen contigo o que te vayan a buscar o te recojan, pero ya está. Siéntete bien de que lo estas motivando. Que mejor que entrenar con tu pareja. Una manera de compartir tiempo y crecer como pareja.  Asimismo, entre más rodeado estés de gente que respira, suda y vive deporte también te será más fácil mantener la rutina. Siempre tenemos esa persona que para posteando su reloj de cuanto corrió hoy. O al fotogénico del gimnasio. O al loco(a) que se levanta a las 4:30 am a hacer deporte. Aprovéchalos.

  1. SIEMPRE HAY UNA MANERA EFICIENTE DE HACER LAS COSAS.

Para correr hay una manera correcta. Para  dar golpes y patadas hay una manera de poner piernas y brazos de tal manera que los movimientos sean fuertes y rápidos. Para jugar ajedrez, hay estrategias y jugadas que te permiten hacer jaque mate. Por lo tanto, para todo lo que quieras empezar a hacer, hay una manera eficaz con la que se tiene que mover tu cuerpo. Te recomiendo ir a lugares con personas que cuiden formas de hacer los ejercicios y te briden toda información necesaria de por qué plantean lo que plantean. Que haya objetivos a corto y largo plazo. Averigua bien acerca de lo que piensas hacer, en donde y con quien.

  1. ¿COMER SANO? ¿COMER LECHUGA Y TOMATE? ¿HACER DIETA?

Comer o no comer, ese es el dilema. Ahora que vas a entrar a este hermoso mundo del deporte. NO PODRÁS COMER LO MISMO. No existe eso de que lo como hoy y mañana lo quemo con 2 o 3 horas de ejercicio. Si quieres empezar bien y mantenerte debes empezar a cambiar tu alimentación. No confundir con matarte de hambre o solo comer lechuga y tomate. Te aconsejo que empieces con cambios súper fáciles y que puedas mantener. Empezar a hidratarte más. Dejar esos gustitos de galletitas, chocolatitos, etc. Todos los extras de tus comidas principales. La receta es fácil: comer lo más fresco y lo que esté a tu alcance, como frutas y verduras. Nada de enlatados, envasados, encajados, embolsados, etc. No olvidarte de los buenos carbohidratos, como papas, camotes y su choclito más. Si está dentro de tu propuesto, una buena nutricionista que se adapte a tus tiempos y gustos, sería el ideal.

 

Más de nuestro blog

Ver todos